1/3/13

Secreto que conviene saber



El secreto de la felicidad no está en las circunstancias que nos rodean, ni en la vida de nuestro propio corazón, sino veamos esto.
Una buena porción de la Biblia cada día, al abrir las ventanas del alma a las promesas del Señor, unas palabras de ferviente oración, uno o dos actos de bondad a la primera persona con quien nos encontremos, harán risueño el rostro y ligeros los pies para la marcha del día.
Comienza todos los días con Dios; y guardando el paso con el Maestro, diríjete a tu hogar aunque el camino sea áspero; haz frente a los vendavales; vive con Cristo cada día, hasta que llegues al lugar en que el Cordero es la luz, y donde no hay noche.
Tomado de Salud y Vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Dios les Bendiga. Bienvenidos al Blog Casa de Oración Getsemaní

Viernes 7:30




Seguirnos